Si tienes síntomas de bronquitis… ¿te cubre un seguro médico privado?

Cada año miles de personas en España, con la llegada del frío, padecen de bronquitis provocado en la mayor parte de los casos por infecciones virales, cuyo pronóstico suele ser favorable y desapareciendo los síntomas en apenas unos días.

La bronquitis es una enfermedad que afecta al sistema bronquial produciendo una inflamación del mismo. Entre los factores que afectan al desarrollo de la enfermedad destaca la contaminación ambiental – la población que vive en ciudad es más vulnerable a padecer la patología -, bacterias o virus – causa más habitual en un 90 % de los casos -, y tabaquismo, entre otras.

Los síntomas más comunes que padecen los enfermos de bronquitis son tos y expectoración. Dentro de la enfermedad podemos identificar dos tipos: bronquitis aguda (cuando la dolencia desaparece en unas semanas) y bronquitis crónica (cuando se padece más de tres meses).

La bronquitis aguda en una enfermedad que los seguros de salud, tanto de cobertura integral como ambulatoria, suelen cubrir sin ningún tipo de restricciones en número de consultas.

La bronquitis es diagnosticada por el facultativo de medicina general a través de la auscultación del pecho, y los síntomas descritos por el asegurado. El médico también le pregunta sobre su historial clínico, ya que es muy habitual padecer bronquitis después de una gripe o catarro. Esta primera asistencia queda cubierta por todos los seguros médicos porque es considerada una asistencia de consulta primaria.

En aquellos casos, que el paciente muestre varios sonidos en el pecho y la saturación de oxígeno la tenga por debajo de la media, el doctor puede enviar al paciente una radiografía. En este caso, la prueba médica también queda cubierta por el seguro.

Solo un 10 % de los casos de bronquitis aguda terminan en el hospital, para controlar las constantes vitales del paciente. El seguro de cobertura integral médico cubre la hospitalización por ser una cobertura de la póliza, mientas que la mayoría de seguros ambulatorios la hospitalización no queda cubierta.

En referencia al tratamiento, el médico dependiendo de los síntomas puede recetar antiinflamatorios como ibuprofeno si se tiene fiebre y si no se presenta ningún síntoma, recomienda beber mucha agua y mantener reposo. Los medicamentos no quedan cubiertos por casi ninguna aseguradora, por ello, los gastos corren por cuenta del asegurado.

En términos generales, la bronquitis – en este caso, la aguda y la crónica, si es diagnosticada por primera vez – queda cubierta por los seguros médicos de salud, ya que para su diagnóstico únicamente es necesario ir a consulta del médico de cabecera y realizar alguna prueba si fuese necesario. Solo queda excluida en algunas pólizas la hospitalización, en casos graves, si no se tiene contratada la cobertura y los medicamentos que se receten, por no entrar como cobertura en casi ninguno de los seguros de salud.

This article was written by admin