Las empresas españolas mejoran su confianza

Soplan nuevos vientos en la economía occidental, un hecho que ha devuelto la sonrisa a las empresas. Así lo recoge la edición de 2016 del Business Index, elaborado por la consultora Sage a partir de una encuesta a 11.000 pymes de 17 países. De ellas, el 47% se declara amiga del riesgo a la hora de hacer negocios, porcentaje que se dispara hasta el 56% en el caso de Brasil; en el otro lado de la balanza, Austria, donde la tasa no pasa del 33% (de hecho, el 48% de los entrevistados se reconoce conservador a la hora de lanzarse a una aventura). España ocupa la quinta posición en el ranking (su índice es del 50%), solo por detrás del mencionado Brasil, Canadá, Polonia y Malasia (estos tres últimos con un 52%).

Ahora que el cielo parece haber empezado a despejarse y que la tasa de paro ha tocado techo, las pymes españolas se muestran esperanzadas: el 56% tiene fe en sus propias perspectivas a corto plazo, el 43% cree que, efectivamente, la situación económica del país ha mejorado y el 49% piensa que el panorama a escala global es más positivo que antes (frente al 40% del año 2012). Precisamente este nuevo clima es la causa de haya aumentado la inclinación al riesgo (de hecho, el 79% de los líderes empresariales considera que es un factor de éxito de gran relevancia).

Para 3 de cada 10 pymes la prioridad en este momento es captar nuevos clientes. Además, el 21% encuentra en la excesiva burocracia el mayor obstáculo a la hora de hacer negocios, una burocracia que, de acuerdo con el 54% de los consultados, debería ocupar un lugar destacado en la agenda del Gobierno si realmente quiere recuperar la confianza de las empresas. Además de la Administración pública, el otro elemento que mina el optimismo de los directivos es el sector financiero: el 88% está convencido de que la banca no está haciendo todo lo que está en su mano de cara a que las pymes accedan al crédito y el 85% opina que es tarea del Gobierno forzar un cambio en este sentido.

Tres de cada cuatro entrevistados aseguran haber tenido que recurrir a fuentes de financiación alternativas: el 63% es partidario de los préstamos interempresas y del crowdfunding, opción que, de hecho, ya ha puesto en práctica el 10%, frente el índice de solo el 4% que lo ha hecho en el resto de los países analizados.

Fuente: Empresas para eventos Madrid

This article was written by admin