El cibercrimen y su impacto económico

El cibercrimen es una amenaza cada vez más a tener en cuenta si observamos el crecimiento del flujo de datos en Internet y cómo el Big Data está cambiando la forma de relacionarnos y hacer negocios. Con el aumento de las ventas de teléfonos inteligentes y tabletas, estos dispositivos se han convertido en los principales objetivos de los así llamados cibercriminales, popularmente conocidos como hackers. En la actualidad, según el Informe Cibercrimen 2013 elaborado por la empresa de seguridad informática Norton, el cibercrimen afecta a 12 personas por segundo y a un millón cada día.

La compañía recomienda como tareas indispensables realizar copias de seguridad y proteger con software los archivos, tanto en ordenadores como en smartphones y tabletas y tener especial precaución con el almacenamiento online mediante la nube, ya que es más sencillo atacar a esos archivos que a los alojados en un ordenador personal. Las redes WiFi abiertas son las más vulnerables y es recomendable evitar realizar gestiones sensibles como consultas bancarias o compras online desde conexiones wifi públicas y gratuitas. Estados Unidos y China lideran la clasificación mundial de países a los que más dinero les cuesta el cibercrimen, siendo, respectivamente, 29 y 28 los millones de dólares que al año pierden por dichos ataques. Les sigue el conjunto de la Unión Europea con nueve millones de dólares, Brasil con seis e India con tres. En total, Norton calcula que mundialmente se gastan unos 87.000 millones de euros en materia de prevención de cibercrimen. Según el informe, el 44% de los usuarios de teléfonos inteligentes y tabletas no toma ningún tipo de precaución, es decir, ni utiliza software antivirus y, sorprendentemente, tampoco se sirven de contraseñas para impedir el acceso de desconocidos al dispositivo.

El 38% de los usuarios a nivel mundial ha sufrido algún tipo de ataque en su dispositivo móvil, ya sea teléfono o tableta, en el último año. Según Roberto Testa, director de marketing de consumo de Norton by Symantec, “los usuarios móviles se han olvidado de la seguridad en favor de la comodidad. Se juega con estos dispositivos, se compra con ellos y hasta se consultan datos financieros pero se olvidan de protegerlos”.

Las redes sociales juegan un papel muy importante en este problema. Una de cada diez personas accede con alguna frecuencia a las cuentas de sus amigos o parejas sin permiso alguno. El 62% de los participantes en la encuesta de Norton asegura que a día de hoy no existe la privacidad en el mundo online y el 40% asegura que desearía poder eliminar permanentemente algún contenido personal previamente añadido en Internet. El 12% de los usuarios de redes sociales afirma que ha sufrido una intromisión en alguna de sus cuentas y, dato importante y que no siempre se suele tener en cuenta: es vital desconectar nuestra sesión cuando terminado de utilizar nuestra cuenta de usuario. Cuatro de cada diez encuestados no lo hace y esto es peligroso, pues pone al alcance de cualquiera que se acerque a nuestro dispositivo la manera de no acercarse, sino zambullirse, en nuestra vida privada.

This article was written by admin