Cuánto cuesta la Casa Real

Unos 17 céntimos es lo que le va a costar a cada español mantener la Casa Real en 2014. Son las cuentas que ha hecho el gobierno del Partido Popular para defender los 7,78 millones de euros reservados para Zarzuela en los Presupuestos Generales del Estado del próximo año y desestimar, de paso, las enmiendas presentadas por otros grupos parlamentarios.

En comparación con los presupuestos del año anterior, la Casa Real reduce sus cuantías en un 1,8%, pues, en 2013, se le destinaron 7,93 millones de euros, año en el que ya se registró una reducción del 4% respecto al año anterior (en 2012, contó con 8,26 millones de euros). En dichas cantidades, se incluyen los sueldos de S.M. don Juan Carlos (292.752 euros brutos al año en 2013) y el Príncipe Felipe (146.375,50 euros brutos anuales).

Según la comparativa que lleva el gobierno de Mariano Rajoy con otras Casas Reales, la española es una de las más económicas de Europa. Su presupuesto se encuentra muy lejos de los que manejan monarquías como Reino Unidos (46,6 millones de euros), Holanda (unos 40 millones), Noruega (28 millones), Dinamarca o Suecia, ambas con 12 millones de euros. Incluso, es posible comparar dicho presupuesto con el que manejan las repúblicas europeas para sus jefes de Estado que, en algunos casos, son mucho más elevados. Así sucede con Italia (228 millones de euros destinados a la Jefatura del Estado), Francia (113 millones), Alemania (20 millones) y Portugal (16 millones).

Sin embargo, si por algo se caracteriza la forma de consignar los presupuestos destinados a la Casa Real es por cierto oscurantismo. Las casi ocho millones de euros reflejados en los Presupuestos Generales del Estado para 2014 hacen referencia a los gastos derivados directamente de la Casa Real. No obstante, hay otras muchas partidas repartidas entre diferentes instancias ministeriales y que elevan considerablemente ese gastos de “17 céntimos por habitante y año”.

De hecho, hay que tener en cuenta que el Ministro del Exterior se encarga de costear los viajes de la Familia Real (696.000 euros); el de Presidencia se encarga de pagar a los funcionarios de la Corona (6,1 millones de euros), además de asumir los gastos derivados de recepciones oficiales, cenas de gala, visitas de Jefes de Estado y audiencias civiles y militares (diez millones de euros) y la conservación del Patrimonio Nacional de la Casa Real, que asciende a 26 millones de euros, todo ello con datos de 2013.

Y no son los únicos ministerios que participan en los gastos de la Casa Real. El Ministerio de Defensa se hace cargo de los gastos relacionados con el Regimiento de la Guardia Real; el de Interior, de la Seguridad, compartida por la Guardia Civil y la Policía Nacional; y el de Hacienda, del mantenimiento del Parque Móvil del Estado con unos 300 vehículos adscritos a la Casa Real. Si a todo ello se le suma que la Casa Real puede disponer de los presupuestos consignados como fondos reservados (viajes no oficiales, encuentros particulares y otra zarandajas que, en los últimos veinte años han supuesto unos 15 millones de euros de media), en realidad el coste de la Casa Real puede superar holgadamente los 500 millones de euros.

Sirva como ejemplo que los contratos destinados a la alimentación y mantenimiento de los 120 caballos de la Guardia Real (pienso, heno y viruta de cama) asciende a 600.000 euros integrados en el presupuesto del Ministerio de Defensa.

This article was written by admin